jueves, 4 de diciembre de 2008

A R

.






Lo oigo hacer de la infamia una gloria, de la crueldad un atractivo
Soy de raza lejana: mis padres eran escandinavos:
se punzaban las costillas, bebían su sangre
Me haré incisiones en todo el cuerpo, me tatuaré, quiero volverme horrible
como un mongol: verás, aullaré por las calles...
Quiero volverme completamente loco de rabia
Jamás me muestres joyas, me arrastraría y me retorcería sobre la alfombra
Quisiera que mi riqueza esté toda manchada de sangre
Jamás trabajaré...


Veía toda la decoración con que, en su mente, se rodeaba:
ropas, telas, muebles; yo le prestaba armas, otro rostro
Yo veía todo lo que le interesaba como él hubiese querido crearlo para sí
Cuando me parecía que su espíritu estaba inerte, lo seguía, sí,
en acciones extrañas y complicadas, lejos, buenas o malas:
estaba segura de no entrar jamás en su mundo



.

La más que interesantísima y gratuita biblioteca de Katarsis